"Mientras que los judíos han conseguido que el antisemitismo sea un delito, los españoles hemos conseguido
que el antiespañolismo (el insulto y la vejación de todo lo español) sea un derecho democrático". (El Filóloco)

Acceder



NO TE PIERDAS HOY.....

jueves, 16 de diciembre de 2010

Maricomplejines indecisos



Ver el vídeo en You Tube

Pues sí, señores, el Congreso de los Diputados ha autorizado hoy al Gobierno, con los votos a favor del PSOE, CiU, PNV y CC, y la abstención del PP, a prorrogar el estado de alarma hasta el próximo 15 de enero...

Lo más grave del asunto es que éste es un "golpe de Estado constitucional". Me explico: tal y como han comentado sólo algunos medios de comunicación por lo bajini, mientras dure este alarmante estado de alarma, no se puede celebrar ningún tipo de elección legislativa, ni realizar una convocatoria de las mismas.

Es decir: el desintegrador Partido Socialista, coaligado con los desintegrantes partidos separatistas catalanes y vascos, ha establecido un régimen por el que, de momento, no se pueden convocar elecciones.

En este momento, señores, estamos viviendo una auténtica dictadura bajo el yugo del socialismo y del repugnante, paleto y racista separatismo antiespañol.

Nunca se ha utilizado hasta ahora, amigos, tal "estado de alarma" desde que impera este simulacro de democracia que denominan Constitución de 1978: ni cuando Tejero ejecutó el golpe de Estado, ni en las múltiples masacres etarras de todos los años pasados y ni siquiera en el momento de la mayor matanza terrorista de toda la historia de España y de toda la historia europea: la carnicería del 11M, que permitió a los actuales "socioslistos" encaramarse en el poder para no volverse a bajar de él.

Ahora mismo, si una más que probable intervención de Bruselas obligara a poner patas arriba España y fuera necesaria una convocatoria de elecciones como se ha hecho en Irlanda, no podría realizarse. El estado de alarma lo impide por completo.

Los posteriores disturbios que se producirían, al estilo de Grecia, Londres o Roma, ante el caos económico sobrevenido, "obligarían", además, a prolongar, sine die, el susodicho estado de alarma... ¿Hasta cuándo?

Vivimos en el peor mundo posible: una situación en la que el atomizante socialismo, amparado por el separatismo más hipócrita del PNV y de CiU, no puede ser legalmente echado del poder... Un separatismo al que el socialismo ha ido bien alimentando estos años mediante imposibles transferencias a los racistas sabinianos que, de facto, ha convertido al País Vasco en un auténtico "país", en un Estado independiente de hecho al que tenemos que pagar "por seguir en España" mediante ese timo generalizado que se llama "concierto económico vasco"... y también mediante un "yo haré lo que los catalanes quieran"... y a los demás, que nos den...

Y todo esto, por otra parte, se adereza ahora con un Partido Popular que decide abstenerse, en lugar de oponerse radicalmente a tan vergonzosa situación... Es decir, los populares deciden que la mejor decisión es la indecisión.

Desde este momento declaro mi guerra personal, no sólo contra el socialismo -que ya es habitual en mí-, sino también contra este vergonzoso y ridículo -por cobarde- Partido Popular, que no se da cuenta de la encerrona a la que los fascistasocialistas nos están conduciendo a todos.

Mi mayor desprecio hacia ese partido de timoratos acomplejados, liderados por un político triplemente más inútil que Zapatero: don Mariano Rajoy, tras las primeras elecciones, ya se mostró como el doble de inútil al perder ante semejante ZoPenco... y como triplemente inútil al ser derrotado por segunda vez.

Queda el camino de la abstención, señores. Y a aquellos que sufran de síndrome de la votación, siempre les quedará partiditos como Regeneración o UPyD a los que, desde luego, no les auguro tampoco un brillante futuro...






Related Posts with Thumbnails